martes, 29 de abril de 2014

28/04 - Línea B


Eludía los giros incesantes del tiempo
brillaba tras la sombra
bajo lúgubre umbral...
en su gris humanidad
poca data de color
desfalleciente figura
errando en una pausa
que no le pertenece...

martes, 15 de abril de 2014

y la indómita noche ensordecía
todo indigno vestigio;
tus manos contenían
aquello que las mías
habrían de precisar...
y el carnaval infinito
no esperará esta vez...
así nos fundimos
en mítica luna roja
de amor
y madrugada

miércoles, 5 de marzo de 2014

Ni siquiera precisaba exponer nuevamente la ridiculez, que en definitiva era su costado más fiel; su esencia y materia que da sentido (¿desde un punto de vista meramente corpóreo? pongamoslé). Digamos: ¿es preciso mostrar lo ya expuesto?

El chico con patas de araña en su alma (tela, presa y todo), degusta condena por ser quien, por excelencia, sabe de su imposibilidad determinante (y dada ésta, de la impunidad de su autodestrucción, que alardea iridiscente su cola de fiebre y veneno).

Cada nuevo día sueña con no verse afectado por los retorcijos de su propio espíritu que, incesante, vomita una y otra vez y ¿el resultado? siempre drástico... pero ¡claro! la gracia de estos estados es su devenir de laberinto y que no haya plano desde el cual volver... pero el amor está ahí y es más fuerte que un sol de inédita religión.

jueves, 13 de febrero de 2014

Tengo tus ojos
que me dicen del tiempo
del sueño
y del amor

Tengo tus ojos
que me dicen del día
de las sombras
y del ocaso

Tengo tus ojos
que se vuelven sonido:
son toda música precisa
súmamente mística

Tengo tus ojos ya vueltos manos
abrazándome sin tiempo
sin miserias
sin dolor

Tengo mis miserias
que se pierden de tus ojos
de tus manos
de tus sueños
de tu música
de tu mística
y amor

miércoles, 12 de febrero de 2014

Ver una potencial tumba
en cada sitio de fe
ver la decadencia
sin que exista cúpula
como vía a enmudecer;
ver la savia del dolor
(inabordable árbol, soldado del tiempo)
iridiscente y mística;
ver el rumor del fuego
devenido en olvido
y el olvido
vuelto rey

miércoles, 29 de enero de 2014

Habita dentro de mí
a rostro desnudo
(y velo ausente,
y velo desdibujado)
ese viejo artífice del silencio;
siendo así como a su paso
nada queda
nada sobrevive
todo desfallece,
siendo el presente
fértil escenario de un diluvio sombrío
¿y si mañana, quizá
ese impulso gimiera de dolor
y su última bocanada fuese inhibida por mis manos
desprovistas ya, ellas, de torpeza toda, y de escrúpulos?
ah, no... ya no habría significante...
y el dolor siempre es voraz
e insaciable

lunes, 18 de noviembre de 2013

Pálido el llanto de la combulsionada muerte;
(siendo "muerte" el más apropiado término para hablar
de un hedonismo ya olvidado, o de nulo reflejo de supervivencia)
corazón se retuerce de un placer que no es tal cosa, de pulsión saciada y consumada que de ninguna forma puede encontrarnos satisfechos, porque la trampa es que esa satisfacción precise justamente de dos, tres, innumerables distensiones más, que en realidad nunca se precipitan finalmente como tales... que nunca harán la voluntad de la voz que las ha nombrado, y de alguna manera así es como cobran vida propia y es un tercero el yo que ya no es y nos corrompe... tal como "el hombre que debería ser"... tal cual lo que el mundo erige y luego señala para derribar sin titubeos, sin escrúpulos... sin el más mínimo rubor.

viernes, 13 de septiembre de 2013

El trajín semanal
degusta su banquete con forma de
espejo
siendo mi rostro el que luce ésa
y no otra
máscara

¿Las alarmas impuestas?
¿Los múltiples televisores?:
encadenando fuegos
a las sillas impotentes

La excitación se manifiesta
desde y hacia la exibición
y no hay libertad si el cuerpo
fue cooptado
y vuelto
molde

Occidente escribe el monopolio:
gestando macabro sentimiento devoto;
delimitando el campo del sentido,
suprimiento tácitamente
tu bocanada
cúlmine.

jueves, 22 de agosto de 2013

¡Dame el antídoto, día!
¡dame la llave,
despójame de encierro!
¡exonérame..!
de mis propias miserias...
que aferradas (¡y desde sus uñas infectas!),
ambiciosas (neutralizando ternuras),
obstinadas, torpes,
pero fundamentalmente: repelentes
recrudecen ante mí
con el ímpetu de mil insólitas tenazas
y corazones
son los que yacen
embebidos en ese aire grueso y
¡lúgubre..!
de domingo insolentemente perpetuado

miércoles, 7 de agosto de 2013

Ya bien sabido pero ojo: eso no implica haber puesto en marcha el sentido del gusto, oh no; hablamos de sapiencia y no de sabor, aunque si de esto último se trata... es vox pópuli: estamos corrompidos por un espíritu-limón que nos corroe la sangre al grito de "más, más!" y tu milanesa se ahoga en un aceite digno de sinsentido dominguero; sí, dice "tu milanesa", léase: tuya la fritura, tuyo el rebosado, oh, atribulado danzarín macabro! y la corrupción se robó tu memoria y escamoteó tu sensibilidad y ya nadie sabe qué son esas cosas... "con tanta vidriera por recorrer y tanta frívola e impuesta necesidad por saciar, mirá si me voy a poner a..." pero no;
me rehúso, reniego (y lo digo bien fuerte para que todos oigan porque: ME REHÚSO).
¿A qué? ¡A llevar a cabo otro putrefacto, tendencioso e innecesario informe, destinado siempre a adulterar esa aproximación utópica nunca consumada que llamamos realidad, para edulcorar oídos, ojos y barrigas, entiéndase: nobles y necesarios prisioneros corpóreos de señores y señoras huidizos/as en cuanto a aproximación de un ser de "inferior" clase social refiere. Y me rehúso a escuchar a mi propio pelotero cerebral, lleno de caos, empapado de incoherencia, que inyecta veneno en donde supo habitar miel; que impregna dolor donde hubo todo para ser felíz, que sabe a fracaso porque cocina fracaso, que sabe a muerte porque nació degollado...

porque claro, a fin de cuentas: prisión, enemigo, dolor... equivalen a nuestra misma voz.

lunes, 29 de julio de 2013

No pueden atraparnos

Obstinados los cuerpos;
obstinado el tiempo (tal vez saturado de envidia)
obstinada la piel que arde en erupciones y venenos,
obstinada toda musculatura adolorida y adormilado el espíritu
cuando ese dolor
vence;
y aún al borde del celo-boicot,
no pueden
(lo cual envenena)
y redoblan apuestas:
médicos, instructores,
digitando el devenir de millones de mesas de operaciones vivientes;
el destino en persona, vestido de sacerdote y cinturón de castidad
pero no,
no pueden con nosotros,
vestidos de amor,
vestidos de burbuja de ciudad
omnipotente
vestidos de destino, amparados bajo su luna indómita,
enajenados y sin culpa,
absortos y totalmente orgullosos de eso, al compás de un unísono que reza:
"No pueden atraparnos"

lunes, 15 de julio de 2013

y Ella concede:

razón de ser.
júbilo adolescente.
pasión incomensurable.
complemento lunar para un sol que se calcina a sí mismo;
todo centro energético disponible;
todo cúmulo de vibraciones posible.
Días en los que el despertar se viste de blanco
e invita, intrépido, a una nueva y flamante vorágine multicolor.
Noches en las que errantes nubes
se deshacen de vergüenza
condensan
y mueren
(renacen)
Besos desmaquillados por defecto,
besos a trasluz,
besos indómitos,
besos de masapán que desmigajan
de tan tiernos,
de tan frescos,
de tan reales.

¿Quién concede?
Ella:
la Vida en bicicleta,
la consumada canción de medianoche,
la loba eterna,
o Ludmila, hermosa y simplemente.

lunes, 1 de julio de 2013

Manifestaciones

Nebulosa:
como ¿amor? ineludible;
como cúlmine unión insoslayable;
como miedo hecho carne,
como masa corpórea tiesa a merced de ese miedo;
como única alternativa factible para el trompo loco: dispuesto a girar por siempre;
como déficit energético que (en tu profunda y no por ello menos... funesta visión) se roba para sí,
siquiera un segundo y de tus manos, su dulce miel;
como celebración impune de los propios impulsos
que nos encierran con la temible amenaza:
abstemia y casta,
contradictoria y lóbrega:
masa encefálica

domingo, 16 de junio de 2013

tomad por las astas,
que lucen forma de corona corrompida
(tal vez por voraces hongos
ineludibles a través del tiempo
devotos de su propio accionar macabro y
[paradójico no?]
soberano)
a ese viejo y obstinado núcleo de fiebre
que renace
y despilfarra su vorágine de humo negro
su danza macabra
su claro mensaje devastador
su ladrido cúlmine
su último y vano desgarro;
apretaros hasta lo violáceo de la cólera
hasta las ganas y consiguiente pulsión de devorárselo desde las venas
desde primitiva ebullición
desde y hasta el inhóspito rojo vivo
desde y hasta el sentimiento más sensato posible.


viernes, 14 de junio de 2013

Súbita transparencia
me pediste:
no traición;
no contradicciones;
incomensurable luna roja
beso pincel: sin herirla;
señalaste
oíste mi verdad:
y no sirve
para quien del espíritu espera
no basta.

en tanto:
¿le hablo a una mujer?
¿le habla a las sombras?

Habla al descubrimiento:
le cuenta al devenir,
y "camino" hoy se dice:
conocimiento.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Al ras de la memoria
se encuentra adormilada
la sombra del
boicot:
voraz, amarga,
virtuosa en su afán
de llevárselo
todo
consigo

Y junto a la sombra,
el cadáver reluciente
de la luna;
ella, ¡ésa!
reina noctámbula
devenida en magros restos
condenados no al olvido, sino:
a nunca haber sido

martes, 28 de mayo de 2013

Imberbes los miedos
los armónicos fictos
el recelo primero
y encabezando la jugada: aquellas huecas (típicas) vociferaciones que a una (imposible desde la suspicacia pero cruda, tangible, real y certera en la praxis) idiotez conforman y consolidan como tal.

Ahora bien: imberbe
no implica jovial...
... mucho menos espiritu
pues, ¡vamos! hazte de tiempos
reniega, en el hastío,
de esta perezosa muerte
que ríe
llora
y todo
inc-
umbe

Que se vista de verde
la mona
que se llame doncella
e invite a jugar

Desenvuelve, indoblegable, la guerra final
cuyo cúlmine anfiteatro
sabe a pensamiento
más que a corazón.

miércoles, 8 de mayo de 2013



Las noches en vela saben de consumaciones
las horas al límite exponen contra-máscara y bien:
¿caras internas, no son siempre
ellas, las más dulces?

Los días, a vista general, inofensivos
se guardan un grueso silencio:
conllevan el verdadero caos:
y silencio es lo mismo
que ruido vacío

domingo, 28 de abril de 2013

No hay diluvios
sin un cuerpo resintiéndose
y se dice "uno"
para no insistir en lo mismo:
¿No nos pusimos de acuerdo todos, acaso?
¿No respondemos al mismo gesto, musical, sí, pero también macabro, pálido y errante?
Entonces ¿dónde está la música, cuál es su lugar, dónde ha de guarecerse? ¿Dónde su sentido?
A partir de trocar:
hielo seco por flores;
luna nueva en lugar de frívolos soles

miércoles, 24 de abril de 2013

Centro

Perderme entre la gente,
tragado por la avenida;
por la jauría indomable,
por la garganta del reloj

Ser memoria de secos encéfalos,
ser lo que nunca calificará de recuerdo;
fluír diluyéndome en la mañana turbulenta
sangrar por ésa herida:
arteria de ciudad

Dejarme corromper
por jazzísticos antros
Caer desde alturas indómitas,
raya al medio del plato

Entregar las muñecas
a una prisión de viñedos
y robarle: soga y sombrero,
al policía circense

Perderme en la espesa niebla de las palabras,
saberme olvidado en las antípodas del cielo,
saborear el lunes con un ímpetu de viernes,
desempolvar los domingos que alguien vistió de verde.